Volver al futuro: la CDU y su inminente renovación

Internacional
UPDATED: julio 13, 2018

ANDREAS KLEIN
Representante en Chile de
Fundación Konrad Adenauer

De acuerdo con el sobrio y pragmático estilo de gobernar que ha mantenido durante los pasados 13 años, inicia con calma el cambio generacional en el partido y en el gobierno..

Las elecciones parlamentarias del 24 de septiembre de 2017 implicaron una ruptura en muchos aspectos. Si bien la alianza entre CDU y CSU se mantiene como la mayor bancada en el parlamento alemán, con un 32,9% de votos, tanto la CSU como la CDU obtuvieron su peor resultado histórico en las elecciones parlamentarias, en Baviera y en el resto del país respectivamente. Asimismo, los socialdemócratas (SPD, por sus siglas en alemán) obtuvieron solo un 20,5%, su peor resultado electoral desde el año 1949. Por primera vez en la historia de la República Federal de Alemania, ingresa al parlamento un partido populista de derecha: la Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán). Con un resultado de 12,6% y 94 diputados, representa en el parlamento la mayor bancada de oposición. Mientras, el FDP —que durante las elecciones de 2013 sufrió una derrota y no alcanzó el resultado mínimo de 5% que se exige para formar parte del parlamento— ahora ingresa cómodamente con un 10,7%. Su bancada parlamentaria es mayor que la de la Izquierda Socialista (9,2%) y la de los Verdes (8,9%).

Las distintas estructuras de poder, después de las elecciones, fueron la razón de que las negociaciones para formar el gobierno tardaran casi seis meses. Luego de que fracasaran las conversaciones iniciales entre CDU/CSU, el FDP y los Verdes sobre la formación de la “Coalición de Jamaica”, llamada así por los colores de los partidos involucrados, se logró restablecer, tras duras negociaciones, una gran coalición entre CDU/CSU y SPD. El día 14 de marzo de 2018, la mayoría de los diputados en el parlamento alemán dio su voto a favor de que Angela Merkel asumiera nuevamente como canciller de la República Federal de Alemania. Con 53,4% de aprobación, el, hasta la fecha, cuarto gobierno de Angela Merkel se basa en una mayoría ostensiblemente más débil que durante los cuatro años anteriores, período en el cual la coalición de gobierno entre CDU/CSU y SPD lograba reunir el 67,2% de los votos emitidos.

El ascenso de los populistas de derecha y los débiles resultados de los grandes partidos populares CDU, CSU y SPD evidencian el descontento de la mayoría de la población alemana, tanto respecto al abordaje de cuestiones políticas centrales, como respecto al estilo político de los partidos establecidos. Pese al constante desarrollo económico positivo durante los años pasados, con la más baja tasa de desempleo desde la reunificación alemana, un buen y continuo crecimiento económico y un presupuesto público equilibrado, para muchos alemanes pesaba más la experiencia de la crisis migratoria del año 2015, durante la cual llegó a Alemania casi un millón de personas de Oriente Próximo y Oriente Medio, de África y de Europa del Este, con el objetivo de buscar
asilo permanente.

La CDU ha asumido un proceso de renovación para enfrentar los temores a futuro de los alemanes, que quedaron claramente en evidencia, y recuperar la confianza perdida..

En vista a estos desarrollos, la CDU ha asumido un proceso de renovación para enfrentar los temores a futuro de los alemanes, que quedaron claramente en evidencia, y recuperar la confianza perdida. Con el nombramiento de Annegret Kramp-Karrenbauer como nueva secretaria general, se ha tomado una importante decisión en la sede central del partido, la Casa Konrad Adenauer. Ella será la responsable de gestionar este proceso y de llevarlo a un término exitoso.

Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK) asume el cargo de secretaria general de la CDU en reemplazo del diputado Peter Tauber, quien, tras cuatro años como subsecretario, se cambia al Ministerio de Defensa. El último cargo de Kramp-Karrenbauer era el de ministra presidente del Sarre, entre agosto de 2011 y febrero de 2018. Desde el año 2012, gobernaba de forma exitosa el segundo Estado federado más pequeño con una gran coalición junto al SPD. En las elecciones regionales, en marzo de 2017, le faltó poco para alcanzar la mayoría absoluta. Desde el año 2010, Annegret Kramp-Karrenbauer integra la directiva nacional de la CDU. Durante la Asamblea Extraordinaria del Partido, con fecha 26 de febrero de 2018, la popular política del Sarre fue nombrada secretaria general de la CDU con un resultado récord de 98,87%. Ahora su misión es encaminar el partido de Konrad Adenauer y Helmut Kohl hacia el futuro y prepararlo para la era post-Merkel.

Como primera actuación oficial, AKK anunció una gira para escuchar distintas opiniones respecto al desarrollo de un nuevo programa básico para la CDU. En 40 lugares repartidos por todo el territorio alemán, la secretaria general pretende realizar encuentros con las bases del partido y captar opiniones respecto al trabajo que desempeñan los democristianos en el gobierno y en el partido. De las impresiones generadas durante los encuentros con militantes y ciudadanos interesados en la política, quiere sacar sugerencias para la discusión sobre el programa del partido que se llevará a cabo durante los próximos meses. Ya en el primer encuentro en Constanza, a orillas del lago del mismo nombre, se manifestaron las temáticas que preocupan a las personas en las bases del partido. Además de los temas inmigración, integración e islam, fueron discutidas de forma exhaustiva la falta de personal cualificado, la educación y las pensiones.

La reorientación en materia de personal decidida por la CDU no solo se evidencia en la persona de la nueva secretaria general. Cuatro de los seis ministros democristianos son novatos en el gobierno y tienen menos de 50 años: Jens Spahn (Salud), Julia Klöckner (Alimentación y Agricultura), Anja Karliczek (Educación) y Helge Braun (jefe de la Cancillería Federal). Al parecer, la presidenta de la CDU, la canciller Angela Merkel, reconoció los signos de los tiempos, luego de 18 años en la dirección del partido democristiano. De acuerdo con el sobrio y pragmático estilo de gobernar que ha mantenido durante los pasados 13 años, inicia con calma el cambio generacional en el partido y en el gobierno. Annegret Kramp-Karrenbauer es la próxima personalidad fuerte que se posiciona para lograr que la CDU, con toda su tradición y sus orientaciones políticas, pueda asumir los retos del futuro.

Deja un comentario